Todo esto es tan díficil de llevar...113ª Parte.



(14 de Marzo del 2010)
Hace tiempo que no escribo, quizás sea porque yo misma intento caer en el olvido de mi propio cuerpo, no quiero oírlo más, quiero volver a nacer con otro cuerpo, en otra situación, en otra vida, la línea que todo el mundo es.., Nacer, crecer, reproducirse, ¿reproducirse?, ¿Dónde está la reproducción en mi cuerpo? ¿Porque en lo demás soy como el resto de los mortales, menos la reproducción?...

¿Por qué me siento distinta al resto de las mujeres, o al resto del mundo?, Por qué yo no entro en los planes de la ley de la vida de dejar descendiendencia o simplemente llevar al niño al parque, a la playa, disfrutar de los reyes magos, o mostrar felicidad en el día del padre o de la madre? ¿Porque mis genes se quieren parar aquí?...

No quiero pensar más, quiero mirar el futuro, ¿pero qué futuro me espera cuando no esté los míos, ni mi marido conmigo, LA SOLEDAD?, que tristeza más grande, me da miedo mirar el futuro, quiero detener el tiempo y poder conseguir nuestro sueño, el sueño por el que tantas veces hemos hecho planes, pero lo veo tan lejano..., quizás el reloj biológico no me de tregua no me deje espacio de tiempo, tiempo marcado por una sociedad en la que vivimos en la que salirse de ello es ser bichos raros.

¿Por qué soy tan distinta a las demás, que he hecho mal?, ¿luchar por un sueño contra barreras administrativas, y contra humanos sin escrúpulos?, ¿arriesgar mi salud, mi trabajo, y mi estado emocional por alcanzar mi sueño?.

Hasta cuando tengo que oír la palabra de.., ¿tu para cuando?, se te va a pasar el arroz y los niños tienen su edad, fulanito se ha quedado embarazada y ha sido a la primera, menganita con 3 niños de nuevo embarazada y no veas que disgusto tiene, ¿disgusto?...¿que sabrán lo que es disgusto y sufrir?, que sabrán lo que es acribillar tu cuerpo, chutarte hormonas por un tubo, levantarte con ancia, mareada, dar maltrato psicológico a tu propia mente de tanto pensar, y encima oír la palabra, tu tranquila que cuando menos te lo esperes te quedaras...

¿Acaso mi mente rechaza a mis embriones?, ¿quizás sea yo la que ponga barreras a mi propio cuerpo?, quizás sea eso que mi vecina del quinto, mis familiares, el carnicero, o mi amiga de tres calles más arriba, sepa más que los médico, que sepan las causas de mis abortos y de que no me quede más, ¿para qué me abre gastado yo dinero en médicos, si ellos saben más que 200 médicos juntos?..., que fácil hace la gente juicio de valor a las cosas..

¿Y donde dejamos la típica frase, por qué no adoptas?, y me pregunto yo... ¿Por qué no adoptas tu en vez de haber tenido tus hijos?¿y si me ayudas monetariamente en vez de darme consejos, no vendría mejor?.., tan difícil es de entender que la adopción tampoco es nada fácil, que todo se mueve por $$$$$$, y quiero como todo el mundo antes de ir a ello agotar las oportunidades que me brinde mi cuerpo, aparte de eso no todo el mundo está preparado para adoptar, ¿tan difícil es de entender?...
Y si llegamos al tema del embarazo de tú prima, tu amiga, o tu hermana eso es punto y aparte, o llegar a oír, que está comprando cositas para el bebe, o para el embarazo, la ecografía le toca tal día, tiene un latido genial y no veas lo bien que se ve, y no veas cómo se mueve, estamos todos locos y contentísimos…, claro que vosotros estais contentisimos, pero yo no puedo evitar entristecerme, tengo ganas de que llegue el día que disfrute también de ese momento, pero ahora mismo no puedo.

¿Cuantas veces llega una amiga a visitarte y la hora que vino a tomar un café contigo es todo relacionado sobre el tema del bebe?, ¿Dónde dejamos el poco miramiento que tiene la gente?, ¿no se dan cuenta que ese tema duele es meter el dedo en la yaga y hace mucho daño?, sé que mucha gente lo hacen sin darse cuenta por compartir su ilusión con nosotros, pero inconscientemente duele, te pones a pensar, yo podía estar igual y aquí sigo de brazos cruzados, sientes envidia sana, y aunque te alegras mucho por ellos, por dentro mi corazón llora de dolor, y hace sentirme más aislada y distante de esta sociedad, quizás sea yo la que me aparte, la que vea cosas donde no las hay, pero aún sigo sintiendo dolor.

Y aunque intento cambiar el chip de disfrutar de la vida que me ha tocado vivir, al lado del hombre más maravilloso del mundo, lamentablemente, aunque tendré que vivir siempre con ello, dentro de mí me quedará ese vacío grande en mi corazón, de no haber podido cumplir aún el deseo de ser madre, y lo peor de todo eso es que vivo en una sociedad que apenas me entienden, o mejor dicho no nos entendemos.

3 comentarios:

luisi dijo...

yo te entiendo y ya veras que el tiempo acaba curandolo todo muchos besos y mucho animo

Anónimo dijo...

Hola. Me siento identificada contigo. Eres muy valiente!!Yo estoy recien estrenando el camino de mi nueva lucha. Espero que mi lucha sea tan grande como mi miedo a no lograr mi objetivo.

Ánimo!!

Inma

Anónimo dijo...

No habia visto tu blog hasta ahora mismo Martrey.
Estoy contigo en el foro de las mocosetas y me has dejado con el corazon sangrando. Tu historia y tu manera de contarlo, tan desgarradora y llena de desolación...
No se que decirte para consolarte, solo que no tires la toalla despues de todo lo que estas luchando.
No tengo mucho dinero pero si me gustaría hacer una aportación de lo poco que puedo darte para que puedas ahorrar un poco para una fiv por lo privado. Publica un nº de cuenta al que te lo pueda enviar.
Un abrazo